Secciones:



Suscríbete vía e-mail:


Para activar la suscripción se te enviará en este momento un mensaje de confirmación a tu casilla de e-mail.


¿Qué es Wappy?

Aquí encontrarás variados temas como: cine, televisión, software, famosos, farándula, novedades, estrenos, avances de cine, música y todo lo que en el día a día repercute en la red de redes. Además, publicamos esas cosillas interesantes que le dan colorcito a la Web; cosas sorprendentes, novedosas, y extrañas son las que nos gustan.



Otros Contenidos:

Sitios de Interés:

Rss y CC:


Otros Datos:

Los cables que unen el mundo ¿Quién fue: Cyrus W. Field?

Publicado por Nicolás el 12/10/2006, 18:11:06 Hs | Enlace permanente | Comentarios

Los cables transoceánicos son los responsables de comunicarnos por vía terrestre en todo el mundo. Los cables transoceánicos son nuestra primera y principal vía de comunicación y son mucho más baratos que poner que un satélite en orbita y ante una falla, bien un barco podría ir hasta la zona y repáralo. Gran parte del cableado internacional necesario para el funcionamiento de Internet y el teléfono viaja por debajo de los océanos.




Según datos qué hemos recabado, no pasó demasiado tiempo desde la creación del telégrafo hasta que se descubrió la gutapercha(*), un material adecuado para aislar la línea telegráfica del agua. Esto hizo posible que en 1851 las islas Británicas quedaran unidas telegráficamente a la Europa continental, concretamente con Francia, a través del Canal de la Mancha, y posteriormente con otros puntos de Europa, llegándose finalmente a conectar con sus colonias en Africa e India.


 

(*)Gutapercha es un tipo de goma parecida al caucho, translúcida, sólida y flexible, fabricada a base del látex proveniente de árboles del género Palaquium, indígenas en el sudeste asiático.

 

Un ingeniero inglés, de nombre Gisborne, que en el año 1854 estaba obsesionado en la idea de colocar un cable entre Nueva York y el extremo Este de América, se encuentra, gracias a la casualidad, con un joven Cyrus W. Field, hijo de un pastor, quien ha progresado en sus negocios tan rápida y grandemente que, siendo muy joven todavía, ha podido retirarse a la vida privada con una gran fortuna.


Cyrus W. Field
no es un entendido sobre la materia, pero a pesar de ello pone una fe ciega en ese proyecto. Cyrus va mucho más lejos. ¿Por qué no extender ese mismo cable y comunicar Terranova (Amercia), mediante un cable submarino, con Irlanda? Desde ese momento, Cyrus dedicaría todo su empeño y medios a dicho proyecto.




Uno de los momentos de esta arriesgada aventura contaba lo siguiente:

"..Ya han pasado dos días y dos noches y se han colocado trescientas treinta y cinco millas de cable. Sin embargo, a la tercera noche, Cyrus W. Field es despertado en mitad de la noche por un miembro de la tripulación. Cuando llega a cubierta se da cuanta de que ha ocurrido algo terrible: el cable se ha partido a la altura de la maquina que sirve para desenrollarlo, y se ha hundido en el mar, siendo imposible su recuperación. Un insignificante error técnico había malogrado el trabajo de años."

A pesar de estos problemas el día tan esperado llega al fin.

En la fecha prefijada, el 28 de julio de 1857, once días después de la salida de Quetown, el Agamemnon y el Niágara pueden iniciar la tarea en el punto convenido, en medio del océano. Los buques, en una complicada maniobra, se colocan popa contra popa. Entre uno y otro se refunden los cabos del cable y se procede a sumergir este. Es entonces cuando se comienza el viaje de regreso, tomando el barco ingles rumbo a Inglaterra y el otro hacia América. Mientras ambos barcos se alejan uno de otro, se produce por primera vez algo impensable hasta no hacia mucho, que dos barcos se comunican mediante señales eléctricas que van a través del océano. Cada tantas horas convenidas, un barco comunica con señales eléctricas, que pasan por la profundidad del océano, la cantidad de millas que ha cubierto, y el otro buque confirma que gracias al excelente tiempo ha salvado una distancia igual. Así pasa un día, otro, un tercero y un cuarto. El 5 de agosto, el Niágara puede informar que ya distingue la costa americana de Trinity Bay, Terranova, después de haber colocado unas mil treinta millas de cable, y el Agamemnon triunfa a su vez porque ya ha dejado asegurados en el fondo del mar cerca de mil millas de cable, y distingue la costa irlandesa. Por primera vez llega la palabra humana de país a país, de América a Europa.

Pero sólo esos dos buques, los pocos centenares de hombres reunidos a bordo, saben que se ha realizado la gran hazaña. Todavía lo ignora el mundo, que ha olvidado ya esta aventura. Nadie les espera en la plaza ni en Terranova ni en Irlanda pero en aquel mismo segundo en que el nuevo cable transoceánico queda comunicado con el cable terrestre, la humanidad entera conocerá su imponente triunfo común.

 

La repercusión.

El Viejo y el Nuevo Mundo reciben casi a la misma hora, en esos primeros días de agosto, la noticia de la obra llevada a feliz término. En Inglaterra, el Times, de ordinario tan reservado, publica un editorial en el que dice: "Desde el descubrimiento de Colón no ha sucedido nada que en forma alguna sea comparable a esta enorme ampliación de la esfera de la actividad humana." Y la City refleja la mayor emoción. Pero esta alegría orgullosa de Inglaterra parece sombría y tímida en comparación con el entusiasmo huracanado que estalla en Norteamérica al recibirse la noticia. Los negocios quedan interrumpidos, las calles invadidas de gente que pregunta, grita y discute, y de la noche a la mañana, Cyrus W. Field, un hombre desconocido, ha quedado convertido en héroe nacional.

A todo esto en los días siguientes se enteran de una verdad devastadora, el primer cable transoceánico había dejado de funcionar gracias a una rotura o el envío de fuertes cargas de electricidad a través de él. Cyrus W. Field se ve seriamente aporreado por la opinión pública y lo acusan de ser el mayor fraude de la historia:


 

"... Toda una ciudad, un país entero, se avergüenza de su entusiasmo prematuro y sobreexcitado. Se elige a Cyrus W. Field víctima de esa ira. El hombre que ayer fue considerado héroe nacional, hermano de Franklin y sucesor de Colón, tiene que esconderse como un criminal de quienes fueron sus amigos y admiradores."

 

El final de la historia

Por espacio de seis años el cable permanece olvidado y sin provecho en el mar; durante seis años vuelve a reinar el viejo y frío silencio entre los dos continentes que en un momento histórico palpitaron al unísono. América y Europa, que habían estado unidas un momento, el tiempo preciso para decir unos centenares de palabras, vuelven a estar separadas como desde hace milenios, por una lejanía invencible. El proyecto más audaz del siglo XIX, ha vuelto a convertirse en una leyenda, en un mito. Desde luego, nadie piensa en reanudar la obra lograda a medias; la terrible derrota paralizó todas las fuerzas y ahogó todo entusiasmo.

Cyrus W. Field quédo en la ruina por este fallo y se vio marginado por largo tiempo. En el medio ocurrieron muchas cosas como guerras, cambios de gobiernos y otros asuntos de la historia. Cyrus volvío a los negocios y recupero la fortuna que había perdido. A todo esto y con la meta fija de lograr su cometido. Invierte todo su dinero nuevamente en lograr la meta que se había fijado unos años antes.

Y como no, el incansable Cyrus vuelve a la carga con su proyecto, consiguiendo los apoyos financieros necesarios, lo que le lleva a que el 23 de julio de 1865 el mastodóntico buque Great Eastern, el cual, gracias a su tamaño y al avance en la industria naval, podía transportar el solo la carga, zarpó desde Inglaterra llevando un nuevo cable. Aun cuando fracasa la primera tentativa, y dos días antes de llegar a la meta, el cable se rompe, y el océano insaciable se traga otra vez seiscientas mil libras esterlinas, la técnica ya domina la materia lo suficiente como para no dejarse amilanar. El 13 de julio de 1866 el Great Eastern sale por segunda vez, el viaje se torna triunfal. El cable habla ahora clara e inconfundiblemente a Europa. Dos días después se encuentra el cable viejo, perdido, y dos lazos unen ahora al Viejo Mundo y el Nuevo Mundo, convertidos en uno solo. El milagro de ayer se ha transformado en lo natural de hoy, y desde este momento el mundo, la humanidad vive una vida simultánea.


 

Los últimos días de Cyrus W. Field

En los últimos años de vida de de Cyrus W. Field participó en proyectos para unir telegráficamente América, vía Hawaii, con Asia y Australia. En 1877 compró la compañía de ferrocarril de Nueva York, de la que fue presidente varios años, en los que consiguió reflotar la compañía, la cual se encontraba en una situación financiera pésima.  Sus últimos años de vida no tuvo demasiada suerte en sus negocios, hasta el punto de que a su muerte en 1892, estaba prácticamente en la pobreza.
 








Publicado en:
Etiquetado en:

¿Tienes algo que decir déjanos tu opinión?


Otras entradas relacionadas


80.000 zapatillas Nike perdidas en el Mar!

"El responsable del desastre, fue un buque de transporte que había perdido por lo menos 22 contenedores en una tormenta. Nueve de los contenedores terminaron varados en las playas de Terschelling. Dos de ellos fueron muy dañados por el agua y todo lo que estaba dentro, en su mayoría zapatillas Nikey juguetes, terminaron esparcidos por la playa." Fotos, Link (Visto en meneame.net) | Continuar leyendo


Fotos por satélite identifican al culpable!

Lo de la rotura de los cables submarinos en medio oriente (6 cables en pocas semanas), no se debió a una estratagema de EEUU para dejar incomunicados a medio mundo, sino el descuido de barcos que por allí pasaban y dejaban caer sus anclas en cualquier lado, sin el permiso requerido. Esto ha llevado a desembolsar miles de dólares por concepto de reparaciones. Ahora con la ayuda de fotos de satélite, se ha descubierto a los culpables, de los cuales tendrán que pagar multas que oscilan entre los 60.000 y 350.000 dólares.. | Continuar leyendo


Asia: Y van 6 cables submarinos cortados!

Siguen los extraños casos de cables de datos submarinos cortados en lo profundo del océano. Asia cada vez más aislada del mundo. Afirman que el 90% de la conectividad a internet y otros servicios derivados se encausan por esos cables submarinos, mientras el 10% de las comunicaciones se realizan por satélite. Ahora, sumando a los 5 casos de las semanas pasadas se agrega otro más. | Continuar leyendo




Muchas gracias por visitar Wappy Suscríbase vía RSS Feed o E-mail y reciba cada mañana los últimos artículos publicados. ¿Qué es RSS?
Si desea disponer del material aquí publicado para reproducirlo en otro sitio por favor recuerde agregar un enlace al artículo original.
Si encuentra algún error en el contenido de ésta página o desea contactarnos siga este enlace

- Wappy.ws Blog de cine, televisión y variedades. 2005-2012. -

TOP Bitacoras.com para Uruguay